Depresión y disfunción eréctil

No es raro que los hombres con disfunción eréctil (DS) se sientan enojados, frustrados, tristes o incluso inseguros de sí mismos. Hay muchas causas médicas de SD, y los estudios han demostrado que los hombres con SD pueden tener el doble de probabilidades de desarrollar depresión clínica que aquellos que no la tienen.

En este caso, la depresión que acompaña a SD es tratable. El primer paso para superar la depresión es ser honesto contigo mismo, con tu pareja y con tu médico. Una vez que la depresión salga a la luz, será más fácil de manejar y menos estresante.

Reconocimiento de la depresión con SD

Los desequilibrios químicos en el cerebro causan depresión. Estos pueden ocurrir por sí solos como resultado de problemas genéticos y hormonales. La depresión también puede coexistir con otras enfermedades. Independientemente de la causa exacta de la depresión, puede provocar muchos síntomas físicos y emocionales.

La depresión es una enfermedad caracterizada por tristeza persistente, sentimientos de desesperanza y una perspectiva pesimista. Los síntomas más comunes de la depresión incluyen:

  • Baja autoestima
  • Pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba
  • Fatiga
  • Cambios en el apetito
  • Trastornos del sueño
  • Apatía
  • tristeza persistente
  • culpa y desesperación
  • irritabilidad y ansiedad
  • debilidad
  • disfunción sexual
  • dificultad para concentrarse
  • pérdida o ganancia de peso (generalmente debido a cambios en los hábitos alimenticios)
  • humor suicida

La depresión afecta la forma en que uno se siente acerca de sí mismo y la forma en que uno piensa acerca de la vida. Las personas que están deprimidas no pueden simplemente “recuperarse” y mejorar. Sin tratamiento, los síntomas de la depresión pueden persistir durante meses o incluso años. Sin embargo, el tratamiento adecuado puede ayudar a la mayoría de las personas con depresión a volver al nivel correcto.

Los síntomas de la depresión varían en frecuencia y gravedad para cada individuo. En general, cuanto más grave sea su depresión, más probable es que tenga problemas de salud sexual.

El deseo sexual se cultiva en el cerebro y los genitales dependen de sustancias químicas en el cerebro para promover la libido, así como los cambios en el flujo sanguíneo necesarios para las relaciones sexuales. Cuando la depresión interrumpe estos químicos en el cerebro, puede dificultar la actividad sexual. Esto puede ser peor para los adultos mayores que ya tienen problemas ocasionales de disfunción sexual.

Además, no es solo la depresión en sí misma la que puede afectar la salud sexual. De hecho, los antidepresivos, la forma más común de tratamiento médico para la depresión, a menudo pueden tener efectos secundarios sexuales no deseados. Los culpables más comunes son:

Diagnóstico de depresión con SD

Si tienes SD y crees que puedes estar deprimido, no sufras en silencio. La depresión no es un signo de debilidad personal. Dígale a su médico cómo se siente para que pueda comenzar a sentirse usted mismo nuevamente. No existe una prueba única que pueda diagnosticar la depresión; sin embargo, existen algunos patrones que los médicos buscan para hacer un diagnóstico. Como resultado, su médico le hará varias preguntas. Sea honesto con sus respuestas para que reciba la atención que necesita.

Tratamiento de la depresión con SD

El tratamiento para la depresión puede incluir medicamentos, psicoterapia (terapia de conversación) o una combinación de ambos.

Antidepresivos : Elavil, Prozac, Wellbutrin y Zoloft se usan para tratar la depresión. Algunos antidepresivos pueden causar o empeorar la SD, así que sea honesto con su médico acerca de su condición para que pueda recetarle el tratamiento adecuado.

Terapia del habla : durante el tratamiento, un profesional de salud mental lo ayuda a identificar y tratar problemas relacionados con SD y depresión. Los tipos de terapia de conversación incluyen terapia de pareja, terapia individual y terapia de grupo.

El tratamiento de la depresión es solo una forma de superar la disfunción sexual. De hecho, según un estudio publicado en  American Family Physician  , el 70 por ciento de los adultos que experimentan depresión sin tratamiento tienen problemas con la libido. Sentirse bien nuevamente puede ayudarlo a regresar a una vida sexual normal.

Sin embargo, es posible que el problema no siempre se resuelva en adultos que buscan tratamiento para la depresión. Si su médico cree que la disfunción sexual es un efecto secundario de un antidepresivo que está tomando, puede cambiarlo y tomar otros medicamentos. La mirtazapina (Remeron), la nefazodona (Serzone) y el bupropión ( Wellbutrin) no suelen causar efectos secundarios sexuales.

Además de las adiciones y los ajustes al tratamiento convencional de la depresión, existen otros pasos que puede tomar para mejorar su salud sexual en general:

  • Tome su dosis de antidepresivo después de tener relaciones sexuales.
  • Pregúntele a su médico acerca de agregar un medicamento para la función sexual (como Viagra o Vigrax ).
  • Haga ejercicio regularmente para mejorar su estado de ánimo y bienestar físico.
  • Hable con su pareja sobre cómo su depresión está afectando su salud sexual. Es posible que la comunicación abierta no resuelva automáticamente el problema, pero puede ayudar a aliviar los sentimientos de culpa.

Nuestro punto de vista

La depresión y el tratamiento relacionado a veces pueden causar problemas de salud sexual, pero existe la esperanza de encontrar una solución para ambos. El tratamiento de uno a menudo puede ayudar al otro. Sin embargo, encontrar el equilibrio adecuado puede llevar tiempo y paciencia. Mientras tanto, no debe modificar ningún medicamento por su cuenta sin consultarlo con su médico. Informe a su médico si la disfunción sexual empeora a pesar de cualquier cambio en el tratamiento.

También es importante recordar que, si bien la depresión y la disfunción sexual pueden ir de la mano, también hay una serie de factores que pueden causar problemas de salud sexual.

Leave a Reply

Your email address will not be published.