10 consejos de dieta y ejercicio para la salud de la próstata

Una de las preguntas más comunes que los médicos escuchan de los hombres que están preocupados por la salud de su próstata es: “¿Qué puedo comer para reducir el riesgo de cáncer de próstata?”. Sin duda, muchos esperan que su médico les dé una lista de alimentos que garanticen protegerlos de la enfermedad. Aunque algunos alimentos se han relacionado con un riesgo reducido de cáncer de próstata , hasta ahora ningún estudio ha demostrado que nos brinde una imagen clara.

Seguir un estilo de vida de alimentación saludable

En lugar de centrarse en alimentos específicos, los dietistas, médicos e investigadores sugieren un patrón holístico de alimentación saludable . Comer sano es más fácil de lo que piensas. En resumen, esto es lo que sugieren los expertos:

  • Coma por lo menos de cinco a seis porciones de frutas y verduras todos los días. Prefiere aquellos que tienen un color profundo y brillante.
  • Elige pan integral en lugar de pan blanco y elige pasta y cereales integrales.
  • Limite su consumo de carne roja , incluyendo carne de res, cerdo, cordero y cabra, y carnes procesadas como carne picada y salchichas. El pescado, las aves de corral sin piel, los frijoles y los huevos son fuentes de proteínas más saludables.
  • Elige grasas saludables , como aceite de oliva, frutos secos (almendras, nueces, pecanas) y aguacates. Limite las grasas saturadas de los productos lácteos y otros productos de origen animal. Evite las grasas parcialmente hidrogenadas (grasas trans), que se encuentran en muchas comidas rápidas y alimentos envasados.
  • Evite las bebidas azucaradas , como los refrescos y muchos jugos de frutas. Come dulces como un regalo ocasional.
  • Reducir la sal . Elija alimentos bajos en sodio leyendo y comparando las etiquetas de los alimentos. Limite el uso de alimentos enlatados, procesados ​​y congelados tanto como sea posible.
  • Preste atención al tamaño de las porciones . Come despacio y deja de comer cuando estés lleno.

Manténgase activo para tener una próstata saludable

Además de una dieta saludable, es necesario mantenerse activo. El ejercicio regular reduce significativamente el riesgo de desarrollar algunos problemas fatales, como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y ciertos tipos de cáncer. Y aunque relativamente pocos estudios han evaluado directamente el impacto del ejercicio en la salud de la próstata, la mayoría de los que se han realizado han concluido que el ejercicio es beneficioso. Por ejemplo:

  1. Con base en cuestionarios completados por más de 30,000 hombres en el Estudio de seguimiento de profesionales de la salud , los investigadores encontraron una relación inversa entre la actividad física y los síntomas de la hiperplasia prostática . En pocas palabras, los hombres que eran más activos físicamente tenían menos probabilidades de desarrollar hiperplasia prostática benigna. Incluso la actividad física de intensidad baja a moderada, como caminar a un ritmo moderado, tiene beneficios.
  2. Usando datos del Estudio de seguimiento de profesionales de la salud, los investigadores también observaron el vínculo entre la disfunción eréctil (SD) y el ejercicio. Descubrieron que los hombres que corrían durante una hora y media o hacían tres horas de trabajo extenuante al aire libre por semana tenían un 20 % menos de probabilidades de desarrollar SD que aquellos que no hacían nada de ejercicio. Mayor actividad física ofreció mayores beneficios. Curiosamente, independientemente del nivel de ejercicio, los hombres con sobrepeso u obesos tenían un mayor riesgo de desarrollar SD que los hombres con un índice de masa corporal o IMC ideal.
  3. Investigadores italianos asignaron al azar a 231 hombres sedentarios con prostatitis crónica a uno de dos programas de ejercicio durante 18 semanas: ejercicio aeróbico, que incluía caminar a paso ligero, o ejercicio no aeróbico, que incluía levantar las piernas, sentarse y estirarse. Cada grupo entrenaba tres veces por semana. Al final de la prueba, los hombres de ambos grupos se sintieron mejor, pero los que participaron en el grupo de ejercicios aeróbicos experimentaron significativamente menos molestias, ansiedad y depresión y mejoraron mucho su calidad de vida.

Conclusión

El ejercicio regular proporciona muchos beneficios para la salud. La salud del corazón y los músculos depende de la actividad física frecuente. El ejercicio puede ayudarlo a perder kilos de más y lograr un peso saludable. Mantener un peso saludable puede ayudar a reducir el riesgo de problemas de próstata. El ejercicio también ayuda a equilibrar las hormonas del cuerpo, que afectan la próstata.

Pero el último escudo para la salud de la próstata es la combinación de ejercicio con una dieta balanceada. Una dieta saludable para todos, como la dieta mediterránea, es particularmente beneficiosa para la salud de la próstata. Las verduras frescas, el pescado rico en ácidos grasos omega-3, el aceite de oliva y las frutas frescas, junto con los cereales integrales, son los alimentos que mantendrán sanos el corazón y la próstata.

Leave a Reply

Your email address will not be published.